¿Cómo seguir avanzando empresarialmente aún en Estado de Alarma?

El COVID-19 ha llegado para quedarse, por lo menos un tiempo, en nuestras vidas. Ninguno de nosotros atisbaba lo que estaba a punto de llegar en Febrero, y un mes después todo el país se había paralizado y estaba sometido a una cuarentena que por ahora no tiene fecha de finalización.

En nuestra agencia SEO hemos visto como pequeños negocios cerraban sus puertas, empresas enteras realizaban ERTES tanto  por reducción de jornada como temporales, los autónomos veían cómo sus ingresos se reducían a cero y niños y adolescentes  quedaban enclaustrados en casa.

Los primeros días el escenario económico parecía más bien el de una tercera Guerra Mundial, ninguno sabía ni cómo concretamente había pasado esto, ni cómo pararlo ni mucho menos cuando acabaría.

Vemos en las noticias que China empieza a retomar poco a poco algo parecido a la normalidad, en España a día de hoy muchos trabajadores se han vuelto a reincorporar a sus trabajos, en los  sectores de la construcción por ejemplo.

Pero el resto del país sigue a “expensas” de qué pasará los próximos días y sobre todo con la mira puesta en el 26 de Abril, día en el que el Estado de Alarma finaliza pero seguramente se prorrogue otros días más.

Hasta que eso pasa, ¿qué hacemos la gran parte de los trabajadores? Aquellos que tengan empresas o negocios no pueden estar indefinidamente en modo “pause”, ni por su economía (aunque lleguen las ayudas) ni por su salud mental (acostumbrados a trabajar y sin opciones de abandonar sus hogares).

En el mundo en el que ahora vivimos hay dos fórmulas que nos salvan de una futura ruina y que por el momento podemos usar para que nuestro negocio o empresa siga funcionando. ¿Quieres saber cuales son?

Teletrabajo

Suerte que vivimos en la era de las tecnologías y podemos estar conectados con cualquier parte del mundo prácticamente. Hay empresas que empezaron a implantar esta fórmula de trabajo mucho antes de que la pandemia les obligase a tomar medidas.

Consiste en trasladar la mayor parte de las acciones de un trabajador a su domicilio, la usan centros de negocios, oficinas, muchas startups o emprendedores, informáticos, agencias de viajes…

En definitiva, para comprar cualquier producto o servicio no hace falta que el operario se encuentre en una oficina,puede tramitar la venta desde cualquier lado en el que disponga de una conexión a internet.

Además, con el confinamiento de la población, han surgido nuevas modalidades de trabajo que antes se realizaban de forma presencial. por ejemplo han aumentado las consultas psicológicas vía online.

O todo el colectivo de artistas y profesores de baile, deportistas, profesores de canto se ha decantado por las clases vía online a través de aplicaciones como Zoom. Esta nueva modalidad de teletrabajo surge como alternativa forzosa a la reclusión de la población y quizás sea el paso a una nueva forma de trabajar.

Agencias de marketing online.

Como resultado de que todo el mundo se encuentre en sus domicilios, los bares estén cerrados, no haya tiendas aparte de las de comida abiertas, parques y zonas de recreo estén prohibidos la mayor parte del país encuentra en Internet su principal fuente de información y entretenimiento.

Por lo tanto se convierte en un momento ideal para invertir en cualquier agencia SEO, en Marketing Digital, etc. Básicamente porque nunca vamos a encontrar tanta cantidad de público conectado a la vez y durante tantas horas.

Ahora, los clientes que queríamos captar, aparte de tener tiempo para hacer búsquedas, ver que necesitan, hacer compras online…  están más receptivos que nunca a todo lo que les queramos contar.

Por ello las empresas que hayan optado por el teletrabajo  y hayan redirigido sus inversiones a publicidad online serán las que  salgan más reforzadas una vez que termine la crisis.