¿Qué diferencias hay entre quistes y miomas?

Los quistes y miomas son un tema bastante común en mujeres y es que ambos pueden ser análogos. Pero difieren en el nivel de riesgo que tanto uno como otro acredita.

¿Conoces que diferencia un quiste de un mioma? Por ello, en esta oportunidad   te daremos información para que logres distinguir entre uno y otro.

Los miomas uterinos

Los miomas uterinos aun cuando no están asociados con el cáncer de útero, son tumoraciones apacibles benignas.

Pueden producirse tanto en la parte interna del útero, como en el cuello.

Esta formación tiene diversas causas, aunque la más importante es una alteración hormonal, donde la protagonista es la progesterona, altos niveles de esta hormona es uno de los causantes de la producción de miomas.

Suelen ser bastante inofensivos, incluso en ocasiones hay mujeres que no se enteran que tienen miomas hasta que por casualidad asisten al médico y este los diagnostica.

No representan mayor riesgo para la salud, sin embargo de aumentar su tamaño puede provocar presión en otros órganos, ocasionando molestias. Otro riesgo importante es que puede causar infertilidad y en caso de estar embarazada la pérdida del feto.

Los quistes

Los quistes, a su vez, aunque no son de origen canceroso, pueden ser benignos o malignos.

Su formación suele producirse durante el periodo de ovulación y pasar desapercibidos, ya que, por lo general no tienden a dar molestias.

Sin embargo, aun cuando no representan una seria preocupación hay algunos que por el tamaño suelen generar dolor.

En caso de presentar fuerte dolor agudo en la parte pélvica y no aliviarse con calmantes, lo más prudente es que acuda al médico.

En ocasiones, motivado al tamaño del quiste y a su ubicación, este puede romperse y desprender el líquido que lo compone, lo que puede traer como consecuencia el envenenamiento de la sangre.

Otro dato importante es que, los miomas pueden requerir cirugía, dependiendo de los síntomas que presente la paciente. Hay acciones más radicales que se toman en consideración en los casos severos.

Finalmente, ten en cuenta nuestra invitación a que acudas a tu consulta de rutina con tu ginecólogo de confianza, eso ayudará a disminuir el riesgo de complicaciones.

Recuerda, los quistes pueden también requerir intervención quirúrgica, siempre y cuando estos sean muy severos y al igual que los miomas puede afectar la fertilidad.

Y si presentas síntomas mioma o quiste, mantén la calma, no te asustes. Considera que el primer paso para tratar los miomas y quistes es ir al médico. Así que, ¡cuida tu salud!