Aprende a decorar el árbol de Navidad al estilo del Feng Shui

Con la llegada de la navidad, lo primero en lo que pensamos es en la decoración y en el árbol que se convertirá en el centro de atención de nuestro hogar. Y es por eso que, hemos traído consejos sencillos y muy prácticos sobre cómo decorar el árbol de Navidad al estilo del Feng Shui.

Antes que todo, es importante saber que para el Feng Shui, el árbol de Navidad es más que una decoración esencial que lleva años formando parte de la tradición. Ya que, cada objeto de nuestro hogar se encarga de aportar una energía al ambiente y de igual forma lo hace el árbol navideño.

Considerando lo especial que resulta la época navideña para todas las familias, el árbol navideño para el Feng Shui se encarga de ofrecer una energía de amor y paz muy especial para la época, reforzando la tradición que se originó en el norte europeo hace muchos siglos atrás.

Y lo primero que nos preguntamos al elegir un árbol de navidad es si debe ser natural o artificial, siendo inclinación del Feng Shui elegir un árbol artificial para proporcionar el debido respeto a la naturaleza. Sin embargo, también se puede adquirir un árbol natural si tiene producción controlada, evitando la deforestación.

A diferencia de los árboles naturales, los artificiales no poseen la misma cantidad de cualidades, pero resultan ser la mejor versión para adquirir una Navidad con buena esencia, sin tener que afectar la naturaleza y colaborando con el cuidado del medio ambiente.

Las características principales con las que un árbol debe cumplir

Primeramente, el árbol de Navidad debe ubicarse de una forma correcta para poder atraer las energías positivas que conforman estas fechas. Por lo tanto, el punto más adecuado del hogar para colocar el árbol de navidad es el punto de reunión familiar, ya que es donde la energía Chi debe fluir con armonía. Considerando que el árbol es un medio para representar la Navidad y desprender la energía positiva de la época y es necesario tener en cuenta que el tipo de energía dada dependerá del área del salón donde se ubique. Decidido esto, se debe elegir una decoración liderada por los colores rojo y dorado.

Ya que, estos colores son la representación de la buena energía y del dinero, respectivamente. Por lo que resultan potenciadores de un buen Chi. Además, se puede incorporar decoraciones con los cinco elementos. 

Comenzando con la madera, símbolo de crecimiento aportado por el mismo árbol elegido. Luego se debe incorporar el fuego, símbolo de vitalidad que las luces de navidad pueden aportar. Unidos al elemento Tierra, símbolo de estabilidad, se agregan con formas cuadradas o colores amarillos.

El metal, símbolo de abundancia, se coloca con decoraciones doradas y el elemento agua o fuerza, es definido por cintas y el color azul, culminando con la Estrella de Belén para simbolizar paz y terminar de decorar el árbol de Navidad según el Feng Shui. Más información acerca de Feng Shui