Disponer de lo necesario para trabajar a gusto

Yo siempre lo he dicho para trabajar en condiciones optimas se debe disponer de lo necesario, en el momento en el que empiecen a faltarnos cosas os aseguro que el trabajo ya no sale igual.

Como dueña de una empresa me gusta que mis trabajadores puedan disponer de todo lo necesario en sus mesas sin necesidad de tener que levantarse un montón de veces a buscar lo que les falta, cuando estás realizando un trabajo sobre todo si se trata de algo mental, el hecho de distraerte o tener que levantarte hacen que pierdas el hilo y no sepas ni cómo acabar, es por eso que yo prefiero que en lo referente a materiales de oficina no les falte de nada.

hipermaterial-foto-2

Soy yola que personalmente se encarga de comprarlo, hacemos inventario y suelo pedirlo una vez al mes porque como trabajamos de cara al público es mucho el material que utilizamos, por ejemplo en tema de folios ya que se suelen imprimir muchos documentos para las personas que lo requieren y sobre todo lo que cada uno necesita en su mesa.

Cada uno dispone de su propio ordenador y cada uno dispone de su bote con lapiceros, bolígrafos de colores, una goma de borrar, grapadora, una quita grapas, archivadores para tenerlo todo ordenado, carpetas clasificadoras y cada uno dispone de su cajonera y armario en los que debe guardar toda la documentación de la que dispone por orden para poder encontrarlo enseguida y no tener que dejar al cliente esperando. Como veis el orden es lo primero que te encuentras en nuestras oficinas, si alguno de mis empleados enferma y tengo que traer alguien a sustituirlo no debemos apenas que explicarle nada ya que todo está bien colocado y lo encuentra enseguida. Parece que no y muchas veces no le damos la importancia que merece pero si nos organizamos podemos llevar el trabajo mucho mejor, sin estresarnos ni ponernos nerviosos. Una vez en unas oficinas vi el caos que tenían formado, el señor que me atendió era incapaz de encontrar nada encima de esa mesa ya que todo lo tenía manga `por hombros, se preguntaban entre ellos donde estaba un documento u otro, en definitiva un autentico desastre ya que de esa manera es imposible sacar un trabajo limpio y que el cliente quede totalmente satisfecho. Sin duda las cosas bien hechas bien parecen siempre.