COMPRAR UNA VIVIENDA, PRIMEROS TEMAS

El precio del metro, de toda la superficie de la vivienda. Los gastos extra de comunidad. Úneles los de luz, electricidad, gas, contribución…si uno es negativo, comprar piso puede convertirse en una tarea tan ingrata como indeseada. Pero no perdamos la fe antes de tiempo: las inmobiliarias han llegado en nuestra ayuda.

Para muchos, la inmobiliaria es el superhéroe que todos deseamos tener como compañero vital. Un apoyo en el que confiar en los buenos y en los malos momentos: cuando encuentras la casa de tus sueños y cuando desesperas ante la búsqueda infructuosa. Siempre, por tarde que sea, los profesionales encontrarán esa vivienda que tu mente y corazón estaban pidiéndote a gritos.

Pero antes de acercarse a tu inmobiliaria más cercana o de confianza, antes habrás realizado lo que se conoce una investigación de campo. Una inspección zonal para saber desde el inicio al menos qué es lo que no queremos. Desde límites con los precios a número de habitaciones o reubicación del espacio de la vivienda. Todos estos factores nos ayudarán a comprar piso en Barcelona.

De todos ellos, sin duda hay uno que resulta de gran valía tanto en lo que adquirir tu vivienda se refiere como a hacerse con el pulso de la ciudad: conocer cada barrio, zona de la capital.

LAS ZONAS MÁS CONOCIDAS DE BARCELONA

Barcelona es una de las ciudades más grandes de España y, por lo tanto, tiene multitud de variantes dependiendo de tus gustos. Si eres una persona repleta de vida social o te gusta disfrutar de ambientes tranquilos; si para ti el mar es lo más importante o prefieres tener tu espacio en el interior a pocos pasos; si tu sentido estético necesita estar rodeado de arquitectura histórica o eres feliz entre hormigón…

Barcelona está dividida en 73 barrios y está dividida en diez distritos: Nou Barris, Sant Andreu, Sant Martí, Horta-Guinardó, Gràcia, Eixample, Ciutat Vella, Sarrià-Sant Gervasi, Les Corts y Sants-Montjuïc. Algunas de las zonas más conocidas de Barcelona son Las Ramblas, La Barceloneta, el Puerto Olímpico y Montjüic por diferentes motivos: su historia y vida social desde hace siglos, su sentido popular, el nuevo abrazo al mar tras las Olimpiadas de 1992 o su arquitectura modernista.

La Ciutat Vella es el distrito céntrico de Barcelona y cuenta con alguno de los barrios con más personalidad de su urbanismo como son El Raval, el Barrio Gótico, La Barceloneta y Sant Pere, Santa Caterina i la Ribera. Una de las zonas más hermosas de la ciudad condal.